¿Qué es el "sangrado libre"?

El free bleeding o “sangrado libre” consiste en no usar ningún tipo de producto que recoja el sangrado menstrual. Pero esta técnica puede ser mucho más que no usar compresas, tampones o copa menstrual, puedes vivir el free bleeding como una revolución de tu conciencia  y cuerpo como mujer menstruante.

Aunque parezca que el free bleeding es una moda actual, este movimiento surgió en los años 70 como respuesta al síndrome de shock tóxico, un trastorno que algunas mujeres sufren como consecuencia de los químicos que los productos de “higiene íntima” convencionales llevan. El movimiento  se centró y se sigue centrando en el derecho de las mujeres a menstruar abiertamente y sin vergüenza.

El cuerpo, y concretamente un cuerpo menstruante, no es como un grifo abierto. No sangramos todo el rato. Y sí, existe una manera de controlar ese devenir grama simplemente ejercitando los músculos vaginales.

Se puede -y si vas a hacer sangrado libre, se debe- ir practicando poco a poco con ejercicios Kegel para fortalecer el suelo pélvico. También puedes usar las bolas chinas, será más sencillo si lo haces entre reglas.

Como ya sabes, el útero sufre contracciones para expulsar la sangre y si estás atenta puedes aprender a identificarlas, apretando los músculos de la vagina, de una forma similar a como se hace con los ejercicios de Kegel, para retener la sangre hasta que puedas expulsarla en un baño.

Hay diferentes formas de llevar a cabo el sangrado libre, una de ellas es aprender a controlar los movimientos pélvicos y ser mucho más consciente del útero, para así identificar cuando viene una descarga de flujo e ir al baño a soltarla, algo similar a cuando sientes ganas de hacer pipí.

También existen mujeres que  tan solo lo practican en casa, recordemos que no solo se puede hacer con unas braguitas normales, sino que está la opción de las bragas menstruales que absorben el flujo.

Por otro lado, hay quienes simplemente prefieren dejar que su cuerpo haga lo suyo, sin importar que aparezcan algunas manchas en su ropa, sobre todo cuando el flujo no es muy abundante (o sí).

Recordemos a Kiran Gandhi que en 2015 se volvió viral tras compartir su experiencia corriendo una maratón durante su menstruación sin usar nada para absorber la sangre en un acto simbólico con el objetivo de cuestionar y atacar el tabú en el que se ha convertido la menstruación.

 

 

“Hubiera sido demasiado incómodo preocuparse por un tampón durante 26.2 millas”, explicó Kiran sobre su decisión. “Corrí con sangre goteando por mis piernas por las hermanas que no tienen acceso a tampones y las hermanas que, a pesar de los cólicos y el dolor, lo esconden y fingen como si no existiera”.

 

Igualmente en 2015 la reivindicativa foto de Rupi Kaur se viralizó dando la vuelta al mundo, incluso fue censurada. En ella se la veía acostada sobre su cama con el pantalón manchado.

 

Kaur explica que tomó la foto para un proyecto de la universidad. “Me dijeron que era intocable y sucia mientras menstruaba. Nunca imaginé que la imagen tendría la atención que tuvo, nunca pensé que Instagram, o el mundo en general, reaccionaría así".

En mi caso comencé a practicar el “sangrado libre” sin realmente ser consciente de ello. Simplemente estando en casa no me apetecía tener que usar cualquier producto que recogiera mi sangre, no me importaba manchar las braguitas tan solo tendría que lavarlas. Pero con el tiempo fui descubriendo que si quería podía evitar esas manchas ejercitando mi suelo pélvico.

¿Y tú? ¿Lo has probado? Deja tu comentario y comparte con todas nosotras tu experiencia.

 

Nos leemos pronto Sabuluers.

Un cálido abrazo,

Analí.

NOSOTROS

CONTÁCTANOS

Av.  Constitución 28, Segovia

 

Teléfono: +34 675 28 75 75

 

Email: hola@sabulu.com